EDUCACIÓN y VIOLENCIA

 

 
 
 

Más del 60% de los estudiantes mencionaron que las jornadas sabatinas contribuyeron a reducir los niveles de violencia, atender médica y sicológicamente a víctimas de la violencia, mejorar las relaciones con sus pares y sus docentes, a conocer más acerca de los derechos de los jóvenes y respetar los derechos de las mujeres.

Más del 75 % de los docentes afirmaron que las jornadas sabatinas les han permitido identificar, conocer y aprender más acerca de los derechos de las mujeres y jóvenes, la violencia en la familia, en la escuela y en la sociedad; a darse cuenta de la violencia que ellos mismos generan, a solucionar los conflictos que se presentan en la institución; a no ser violentos con los estudiantes y con sus compañeros; a resolver diferencias mediante el diálogo; a prevenir la violencia y a sentirse mejor en la escuela.

 
 
SiteLock